jueves, 21 de noviembre de 2013

Galletas Oreo bañadas en chocolate blanco

Las vi en el libro de Sandra Mangas "La receta de la felicidad" y me propuse hacerlas aprovechando que había visto unos chocotransfers monísimos para Navidad.
 
La Navidad no es un periodo que me guste mucho, pero desde que soy madre la disfruto muchísimo más, y por eso ya estoy en metida de lleno en ella. Si os digo que estoy pensando en hacer galletas de Navidad para decorar el Árbol de Navidad con sólo galletas, no os miento, pero creo que teniendo en cuenta que en casa decoramos el Árbol en el puente de diciembre, igual voy un poco mal de tiempo porque todavía no he empezado!! De hecho, el año pasado tenía el mismo propósito, y todo quedó en eso, en un propósito!
 
En cuanto a las Oreos bañadas en chocolate blanco están tremendas!! Eso sí, no os la comáis entera!! Bueno, puede haber algún dulzón que diga que sí, que se la comerá entera, pero yo os aviso que quizás es demasiado para el cuerpo!! En el trabajo, hemos partido cada galleta Oreo en 4 trozos, y aunque con un trozo no hemos tenido suficiente, con dos sí, aunque algún tercero también ha caído!!

Cuando las hice tenía miedo de que no gustaran, pero no podía estar más equivocada, han triunfado!!



Ingredientes

24 Galletas Oreo (o tantas cómo queráis)
600 gr. de chocolate blanco (yo tendría alguna tableta más preparada, porque todo depende de como llenéis las cápsulas)
 
Yo usé un molde rígido de cupcakes pero para que me fuera más fácil sacar las oreos del molde, usé también cápsulas de papel, es decir, dentro del molde de cupcakes puse una cápsula de papel. En el caso que tengáis moldes de silicona, no hace falta.
 
En caso que vayamos a hacerlas con chocotransfer, primero añadimos éste en la base de la cápsula del cupcake, con la parte rugosa mirando hacia arriba.
 
Calentamos al microondas el chocolate unos 30 segundos y removemos, y a continuación otros 30 segundos más (esto es orientativo porque ya sabéis que hay microondas que calientan más que otros). Removemos con una cuchara y cuando el chocolate blanco esté totalmente derretido, añadimos una cucharada encima de cada chocotransfer.
 
A continuación añadimos una galleta Oreo dentro de cada cápsula y volvemos a cubrirla con chocolate blanco, hasta el punto que veamos que la galleta no se vea.
 
Cuando hayamos acabado de repartir el chocolate, damos unos golpecitos a la bandeja para que el chocolate quede bien esparcido por las cápsulas.
 
Y ya está, a la nevera unas cuantas horas hasta que el chocolate se solidifique.
 
Luego, con cuidadín iremos sacando las cápsulas de papel (si las hemos usado) y ya solo nos quedará quitar la lámina de plástico del chocotransfer, con cuidado.
 
Pues ya está, otra receta fácil y deliciosa para los que nos gusta el chocolate y las Oreo ;)
 
Gracias por estar ahí!!

1 comentario:

  1. Holaaa¡¡ Pues mira, yo no soy muy "amante" de las galletas oreo, pero vistas así...son una monada¡¡¡¡¡ PRECIOSAS¡¡¡ Besico¡¡

    ResponderEliminar