sábado, 6 de octubre de 2012

Galletas linzer Halloween

Se acerca Halloween y aunque no es una fiesta que me apasione, sí que es verdad que desde hace unos años la celebro un poquito, ni que sea por los niños. De hecho, tengo unos amigos en Castelldefels que cada año invitan a mi hija a que vaya a la fiesta que hacen en su casa disfrazándose todos para luego ir de casa en casa en casa a recoger caramelos y la verdad es que los niños se lo pasan "pipa".

Así que, aunque tengo en mente varias ideas que si tengo tiempo ya iré haciendo, de momento he empezado por hacer éstas. Compré éstos cortadores en "Gadgets cuina" junto con un montónnnnnnn de cosas más, pero tiempo al tiempo!! ;)


Para hacer la masa de las galletas he usado la receta que encontré en la web www.directoalpaladar.com, pero un "pelín" modificada.

Ingredientes
225 gr de mantequilla a temperatura ambiente
175 gr azúcar glass
1 huevo
1 chorrito de extracto de vainilla
410 gr. de harina
4 cucharada sopera de leche
Fondant de diversos colores

Empezamos batiendo la mantequilla y el azúcar durante unos 3 minutos. Pasado éste tiempo y cuando el azúcar esté todo integrado añadimos el huevo previamente batido y después el chorrito del aroma.
 
A continuación vamos incorporando la harina a cucharadas, sin prisa pero sin pausa. Al final, añadimos las cucharadas de la leche para ligar un poco la masa.  
 
Sacamos la masa de la batidora y hacemos una bola, que cortamos en dos trozos. Cada uno de estos trozos los ponemos entre dos papeles de cocina y con un rodillo lo estiramos, para luego dejarlo en la nevera. Pasadas unas horas ya podremos dar forma a nuestras galletas.
 
Cogemos una porción de masa y vamos cortando galletas con el cortador redondo, y las horneamos unos 15 minutos en el horno precalentado a 170ºC. Con la otra porción de masa cortamos las galletas con el cortador redondo y el accesorio interior que queramos (fantasma, murciélago, calabaza, ....) y las horneamos.
 
Una vez horneadas, las dejamos reposar unos 5 minutos para luego pasarlas a una rejilla y esperar que se enfríen.
Una vez frías, espolvoreamos azúcar glass encima de las que llevan el dibujo central y las colocamos encima de las otras, después de haberlas decorado ya sea con fondant o con mermelada.
 
Éstas galletas son más bonitas cuando se decoran con mermelada, y seguramente mucho más buenas, pero a mis hijos no les gusta la mermelada, así que sintiéndolo mucho, las he hecho con fondant. :)
 
Nada más, espero que os gusten y las hagáis!! Gracias por leerme!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario