domingo, 13 de mayo de 2012

Cupcakes Barrio Sésamo

Pero qué bien que me lo he pasado montando estos cupcakes... He revivido momentos ya tan tan lejanos, que casi que me parece imposible que todavía me acuerde de alguno!! :)
Además los he revivido con mi niña, a quien le he hablado del bromista de Epi, del serio de Blas, y por supuesto de Triqui, el famoso Monstruo de las Galletas. Cuánto aprendimos con ellos, y cuánto nos divertimos, o no es verdad?


Os animo a los que tenéis niños a que los hagáis porque aunque es una receta larga, no es nada complicada... si por no necesitar no se necesitan ni boquillas, ni mangas pasteleras!!


Para la elaboración de los cupcakes he usado una receta del maravillos libro que me regaló mi marido hace unos días "Cupcakes from the Primrose Bakery".

Ingredientes
110 gr. de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
225gr.  de azúcar
2 huevos (a temperatura ambiente)
150 gr. de harina con levadura tamizada
125 gr. de harina normal
120 ml. de leche (a temperatura ambiente)
1 cucharadita de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 170º y preparamos la bandeja de los cupcakes poniendo una cápsula en cada orificio.
 
Juntamos las dos mezclas de harina en un bol y las reservamos.
 
Ponemos la leche en una jarra junto al extracto de vainilla.
 
En un bol batimos la  mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté suave, aproximadamente unos 3-5 minutos usando una batidora con varillas eléctricas.
 
Añadimos un huevo, lo mezclamos y echamos el siguiente y volvemos a mezclar.
 
Y ahora añadimos un tercio (aprox. ) de la mezcla de las harinas a la mezcla de la crema y batimos bien para luego añadir un tercio (aprox.) de la leche. Repetimos estos pasos hasta que toda la harina y toda la leche esté añadida.
 
Ahora sólo nos quedará añadir la mezcla en las cápsulas de los cupcakes, llenándolos aproximadamente unos 2/3.
 
Los horneamos aproximadamente unos 25 minutos o hasta que veamos que pinchándolos con una brocheta, ésta sale limpia.
 
Pasado este tiempo los sacamos del horno y los dejamos reposar unos 10 minutos antes de ponerlos en una rejilla para enfriarlos.
 
Una vez frios ya los podemos decorar.


Para el buttercream he usado una receta que ya había hecho en otra ocasión, que está buenísima!!

Ingredientes
250 gr. de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
320 gr. de azúcar glass
6 cucharaditas de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
Colorante rojo y colorante azul en gel (yo uso Wilton)

Decoración
Coco rallado
Colorante rojo y colorante azul en gel
Cookies
Candy melt (para los ojos) con fondant marrón
Cacahuetes m&m

Batimos la mantequilla, el extracto de vainilla, la leche y la mitad del azúcar hasta que la mezcla esté suave. Poco a poco vamos añadiendo el resto del azúcar y batimos hasta que la mezcla sea suave y cremosa.

Para colorear el buttercream, lo vamos haciendo de poco en poco, es decir, cogemos con un palillo un poquito del colorante y lo batimos. Si cogemos mucho de golpe, es posible que nos pasemos del color deseado.

Lo que haremos también es teñir el coco. Para ello pondremos en una bolsita (de los congelados, por ejemplo) un poco de coco y le añadimos con un palillo un poco de colorante azul. Cerramos la bolsa y vamos haciendo que el coco se impregne del color azul, lo cual nos llevará unos minutitos. Hacemos lo mismo con otra bolsa pero con coco y colorante rojo.

Para decorarlos simplemente he añadido el buttercream en un bol y he ido pasando los cupcakes por encima, hasta que estaba la parte de arriba totalmente impregnada, para luego pasarlo por el bol del coco coloreado.


Lo último ha sido cortar un poquito de cupcake con un cuchillo para simular la boca y a continuación poner una galleta dentro. A Elmo le he hecho el corte igualmente pero le he puesto un poquito de galletas Oreo ralladas.

De lo que no me siento muy orgullosa es de los ojos, pero en toda Barcelona no he encontrado Candy Melts de color blanco, así que me las he tenido que apañar haciendo perlas de chocolate blanco en casa, con lo que el resultado no ha sido el mismo.

Y bueno, esto es todo... Quizás así explicado parece un poco complicado, pero de verdad que no lo es. Además, no hace falta que lo hagáis todo el mismo día, es decir, podéis hacer un dia los cupcakes y al día siguiente decorarlos.


Espero que si las hagáis me lo contéis!!

Ahhh... y gracias por leerme!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario