lunes, 30 de abril de 2012

Chocolate Chip Muffins

Me llamo Manel y soy el marido de Laura. Últimamente toda la familia se está contagiando del interés de Laura por los postres y hoy me he decido a hacer una pequeña incursión en este mundo.

Para ello he escogido una receta de "muffins" americana muy fácil de hacer por no necesitar ningún utensilio en especial, de Stephanie Jaworski (www.joyofbaking.com).


Sólo son necesarios un par de boles, una batidora de varillas y una espátula de goma o cuchara de madera. La idea es mezclar los ingredientes secos (harina, azúcar, etc.) con los ingredientes húmedos (huevos, leche, etc.) y rellenar los moldes para "muffins" con la mezcla resultante. Después le daremos un toque especial con un "topping" de azúcar y canela.

Los ingredientes para 12 "muffins" son los siguientes:

Ingredientes secos
2 tazas (260 gr.) de harina normal
2/3 tazas (135 gr.) de azúcar blanco
2 1/2 cucharaditas de polvos para hornear (p.ej. Royal)
1/4 cucharadita de sal
1 taza (240 ml.) de chispas de chocolate

Ingredientes húmedos
2 huevos grandes (clara y yema a temperatura ambiente)
1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla puro
2/3 taza (180 ml.) de leche
1/2 taza (113 gr.) de mantequilla sin sal (derretida y enfriada a temperatura ambiente)
Ingredientes "topping"
1 cucharada de azúcar
1/2 cucharadita de canela en polvo


El horno se precalienta a 190ºC.

Se comienza mezclando la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal en un bol grande con una batidora de varillas hasta que quede homogéneo. Después se agregan las chispas de chocolate y se vuelve a mezclar hasta que éstas queden bien repartidas.

En otro bol se baten los huevos (la clara y la yema a temperatura ambiente). Después se añade el extracto de vainilla y la leche y se continúa batiendo hasta que esté bien mezclado. Este proceso también se realiza con la batidora de varillas.

La mezcla líquida anterior se echa, poco a poco y repartida, en el bol de los ingredientes húmedos. Después se echa la mantequilla derretida líquida a temperatura ambiente y se mezcla todo sólo hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido y combinado entre ellos (no es bueno mezclar demasiado).

Finalmente, se rellenan los moldes para "muffins" (se puede usar directamente la bandeja para "muffins" previamente engrasada con mantequilla o utilizar moldes de papel como en este caso) con la misma cantidad de mezcla. Un truco sencillo es usar una cuchara de helado para tener una medida exacta de la cantidad. Esto es necesario para garantizar que todos los "muffins" estarán hechos al mismo tiempo.

Antes de meterlos en el horno, se espolvereará por encima de ellos un "topping" de azúcar y canela que creará una corteza dulce encima de los "muffins".

Se coloca la bandeja en el horno a 190ºC, a media altura, durante 18-20 minutos (también se puede usar un palillo de dientes; el "muffin" estará listo cuando, al pincharlo, el palillo salga limpio).

Cuando estén hechos, se saca la bandeja, se coloca en una rejilla y se dejan enfriar 5-10 minutos antes de desmoldar. Los "muffins" se pueden guardar durante unos días a temperatura ambiente si se cubren correctamente.


Y eso es todo, espero que os atreváis con la receta. Si la he hecho yo, negado para la cocina, seguro que a vosotr@s os sale mucho mejor ;-)

Manel

1 comentario:

  1. Esta claro que sois una familia de excelentes reposteros.

    ResponderEliminar